Cada vez adquirimos mayor conciencia sobre el calentamiento global, la extinción masiva, y el terrible efecto de nuestra civilización. Esto ha generado diversas discusiones en torno a la planificación y sobre las proyecciones de nuestro desarrollo en general. ¿Qué es sostenibilidad? ¿Qué es ecología? ¿Y cómo podemos integrar estos conceptos a la arquitectura sostenible?

Acompáñanos en este artículo para analizar estas cuestiones y descubrir algunas experiencias en ciudades sostenibles del mundo.

¿Sostenible o ecológica?

En la necesidad de impulsar nuestra evolución arquitectónica, los conceptos de sostenibilidad y ecología deben aclararse. Existen muchos enfoques y direcciones, pero en general existe un consenso en cuanto al contexto.

La sostenibilidad reside en compensar la necesidad actual de nuestra especie, sin comprometer la oportunidad de las siguientes generaciones de cubrir sus propias necesidades. Mientras que, por su parte la ecología es la ciencia que estudia la relación de las especies con su entorno.

La sostenibilidad aplicada a nuestra especie, se trata de crear un modelo de desarrollo que satisfaga nuestras necesidades, sin dejar una condena a nuestros descendientes. La concepción que se tiene de lo ecológico, se basa en las interacciones de los seres humanos con el planeta tierra y todos sus fenómenos.

En general podemos decir que ambos conceptos están íntimamente relacionados entre sí. No puede haber ecología sin sostenibilidad, ni puede haber sostenibilidad sin ecología. De ello surgen diversos nuevos conceptos que nos dan una misión en sí mismos.

Arquitectura sostenible

La arquitectura es parte de lo que somos como especie. Desde tiempos inmemoriales buscamos infraestructuras para crear seguridad para nosotros y nuestro clan. Y en este mundo moderno y contaminado, debemos hacer que nuestra seguridad sea sostenible y ecológica. Esto en sí mismo nos llevará a nuevos niveles de seguridad y bienestar.

Una arquitectura sostenible, es aquella que tiene en consideración las consecuencias que la construcción tendrá en su ambiente. También tiene en consideración la obtención de recursos de energía y agua. Además de planificar el desecho de los residuos sólidos y líquidos. El objetivo principal es crear diseños estéticos, confortables y funcionales. Pero a su vez que sean tecnológicamente sostenibles y tengan en consideración lo ecológico.

Seguidamente, partiendo del impacto ecológico actual, se hacen imprescindibles autoridades conscientes de lo ecológico. Que puedan proponer la planificación de ciudades con arquitectura sostenible. Que eleve la calidad de vida de los ciudadanos sin dañar el ambiente.

En la actualidad existen proyectos en el mundo, que son dignos de mención, por su sostenibilidad y claridad en lo ecológico. Se desarrollan en ciudades que poseen elementos neurálgicos en lo sostenible, porque tienen en cuenta su crecimiento y la relación de las personas con el ambiente.

Ciudades sostenibles del mundo

Estocolmo

En Suecia, Estocolmo es quizá el mayor referente de sostenibilidad desde hace mucho tiempo. De entre tantísimos programas ecológicos, esta vez destacamos el proyecto de desarrollo urbano que cuenta con una inversión en arquitectura sostenible. Se prevé que, al concluir esta cuantiosa inversión en 2030, pueda ofrecer 35.000 empleos y la construcción de más de 12.000 hogares ecológicos.

Wuhan

En China, la ciudad de Wuhan implementó el programa arquitectónico de rehabilitación del vertedero de basura local. Se comenzó con la ayuda de especialistas ecólogos, la siembra de plantas autóctonas, y otras de uso estratégico. De esta manera repararon el suelo contaminado en tiempo récord. Fueron tan increíbles los resultados que se realizó un congreso internacional de jardinería en el lugar solo 3 años desde el comienzo. Si no lo hubiesen hecho de esta manera, el lugar se hubiese recuperado después de 30 largos años.

Ciudad del Cabo

En Sudáfrica las experiencias de gestión y conservación de la demanda de agua son un ejemplo en el desarrollo de arquitectura sostenible. En Ciudad del Cabo, en 2007 se lanzó el programa de sustitución de tuberías de agua. También tubo un fuerte componente de concientización ciudadana, en el que se estimulaba el uso eficiente y el ahorro.

Vancouver

En Canadá, la ciudad de Vancouver declaró la meta de crear la ciudad más verde del mundo para el año 2020. Dichos objetivos están sustentados en un programa de 160 medidas de desarrollo urbano. Comenzando con la implementación de ecosistemas saludables con cero emisiones de carbono y cero residuos.

Londres

En Reino Unido, en la ciudad de Londres, lanzaron una metodología piloto para la medición de gases invernadero. Y con ello también implementaron proyectos de arquitectura sostenible y desarrollo enfocados al cambio climático. Apartaron 45 hectáreas de parques para atraer fauna. Construyeron 25 kilómetros de caminerías y ciclovías. Además, sembraron 4.000 árboles.