Dicen que el estilo industrial nunca pasa de moda, ya que desde mediados del siglo XX viene marcando su territorio en el mundo de la decoración de interiores. Este estilo de decoración nace a finales de los años 50 en la hermosa ciudad de New York, donde viejas fábricas y almacenes fueron rehabilitados para ser alquilados como viviendas económicas, dando origen a los llamados “Lofts”, de altos techos, grandes ventanales, vigas y tuberías al descubierto… ¡y mucho ladrillo!

Los nuevos habitantes de estos espacios decidieron usar los recursos del lugar a su favor, reciclando muchos elementos como cajas de madera, lonas y partes de máquinas que quedaron en el lugar. De esta forma daban vida a los elementos que formarían parte de su nuevo hogar, y que luego hoy se convertirían en las claves de este estilo de decoración.

Desnudez de estructuras y elementos industriales

El estilo industrial se caracteriza por no ser tímido en mostrar sus estructuras internas. Las paredes suelen ser de hormigón o ladrillo, y reflejan con gran orgullo su gran resistencia al paso del tiempo. La clave será desnudar una o dos paredes al nivel del ladrillo, y exponer sistemas de ventilación y tuberías, las cuales pueden ser pulidas al bronce o pintadas de plata.

Los muebles del estilo industrial 

No te preocupes si tu hogar no posee techos altos, espacios abiertos y altos ventanales, el estilo industrial es muy versátil y con algunos de sus elementos puede fácilmente lograrse un ambiente industrial. Prueba de ello son los muebles y sillones de estilo industrial, sofás de cuero envejecido, sillones con tachuelas metálicas, estanterías de tuberías y mesas de madera proveniente de antiguas cajas recicladas.

Metal y madera en cada rincón

En el estilo industrial todo es madera y metal. Las diferentes clases de metales se mezclan con maderas de diferentes tonalidades y de aspecto envejecido o reciclado. Los metales pueden ir de hierro forjado hasta cobre, y pueden estar presente en los muebles y hasta en las lámparas. Se puede conseguir un estilo industrial más moderno al cambiar por acero inoxidable y maderas en estado puro sin pintar.

Los colores industriales, una gama muy bien definida

A simple vista se pueden apreciar los colores tierra, marrones, caobas, naranjas, cremas e inclusive algunos metálicos como el bronce y el cobre, pero también se puede dar mucha luz con colores pasteles partiendo desde el blanco y gris claro. Si te preocupa obtener un espacio algo oscuro, prueba dar el color más claro de la gama a los sofás y a las alfombras.

La iluminación y objetos decorativos del estilo industrial

Las lámparas industriales son metálicas y de grandes dimensiones, algunas incluyen bombillas estilo «Edison» (como el famoso creador de la bombilla), lo que le brinda un aspecto vintage. Las lámparas industriales son un elemento decorativo fuerte del estilo, aunque puedes atenuarlo reduciendo el tamaño, ¡pero no mucho si no quieres que se vaya al estilo vintage!

Objetos decorativos que funcionan como intensificadores o reductores del estilo industrial:

  • Máquina antigua de escribir (disminuye).
  • Engranajes metálicos (aumenta).
  • Reloj gigante de madera o metal (aumenta).
  • Jarrones de vidrio grueso (disminuye).
  • Jarrones metálicos con tornillos (aumenta).
  • Ventilador grande de aspas metálicas (aumenta).
  • Ventilador pequeño de aspas metálicas (disminuye).
  • Carteles publicitarios antiguos (disminuye).
  • Avisos de marcas industriales (aumenta).
  • Antiguos avisos de seguridad industrial (aumenta).
  • Lámparas tripoide o reflectoras (aumenta).

Aunque el estilo industrial es por naturaleza robusto y antiguo, ha logrado mantenerse en vigencia debido a que se amolda a las épocas dando origen a diferentes variaciones como el estilo industrial americano, el industrial urbano, el industrial minimalista o moderno, el industrial victoriano o surrealista (Steampunk). Así que no tengas miedo de darle tu propio toque en uno de los 5 elementos que aquí mencionamos. ¡Diviértete decorando!