De vez en cuando, a todos nos apetece un cambio en nuestro hogar, ya sea para seguir alguna tendencia, o simplemente porque nos cansamos y nos apetece darle un aire fresco a alguna estancia. Como no siempre es posible realizar obras, en este articulo te damos otras opciones y consejos para reformar tu cocina sin obras y por poco dinero:

1. Pinta los azulejos

En la mayoría de los casos, las paredes de la cocina tienen azulejos. Cambiarlos supone un importante desembolso económico, además de mucho trabajo. Una alternativa es pintarlos. Contamos con pinturas especiales para tal fin. Nos sorprenderá el resultado. No nos preocupemos ni por su resistencia, ni por la limpieza. En el primer caso disfrutaremos muchos años del cambio, y en el segundo, podemos limpiarlos con facilidad.

2. Restaura los muebles

Con los muebles tenemos diferentes opciones. La más económica es pintarlos también, pero otra opción que cuesta poco dinero es cambiar las puertas. Si hacemos una búsqueda eficaz encontraremos posibilidades muy asequibles. Cambiar los tiradores también dará un aire nuevo.

3. Cambia la encimera

La encimera es la zona en la que trabajamos en la cocina, y por lo tanto la que más sufre. Es probable que esté ya muy gastada. Hay quien la pinta, pero nuestra recomendación es cambiarla. Tenemos muchos modelos en el mercado, que a buen seguro se adaptarán a nuestras posibilidades económicas.

4. Suelo

Pocas cosas hay que den peor aspecto a una casa, que un suelo viejo. Encontraremos diferentes opciones para cambiarlo sin gastar mucho dinero, ni hacer grandes obras, pero la más interesante es elegir un suelo vinílico. ¡Nos encantará el resultado!

5. Electrodomésticos

Muchos tenemos en nuestra cocina electrodomésticos que funcionan bien, pero que se ven muy viejos. Sobre todo si los tenemos en color blanco, que tienden con el tiempo a amarillearse. Si ya es hora de cambiarlos, aprovecha y compra uno que sea respetuoso con el medio ambiente. Si aún aguanta, una opción muy económica es colocar en el frente vinilos decorativos. Contamos con muchos modelos, escojamos el que mejor se adapte al resto de nuestra cocina.

6. Cortinas

Es posible que cuando decoramos nuestra cocina por primera vez colocásemos aquellas cortinas tan de moda hace un tiempo, con estampados relacionados con la estancia. Además de que ya se verán viejas, lo cierto es que están pasadas de moda. Retiremos las cortinas y coloquemos unos estores blancos.