Hay una excelente razón por la que los colores neón resultan tan atractivos, y es que con solo un toque de ellos se puede transformar una habitación entera, aportándole un aire juvenil y moderno. Los colores neón son colores puros y muy saturados, que reflejan con gran facilidad la luz y llaman la atención fácilmente, siendo lo primero que se suele observar al entrar en una habitación. 

En La Casa Que Nos Gusta somos amantes de los colores y de las tendencias, por lo que te daremos varias ideas sobre cómo usar los colores neón para decorar tu hogar, ¡aquí está todo lo que necesitas saber!

Regla Neón: la cantidad importa

En este estilo de decoración la regla principal es no abusar de los colores neón. Se trata de lograr puntos de brillo y atención en ciertos rincones de la habitación, y no de cansar la vista. Por ejemplo, si aplicamos detalles amarillo neón en la pared, tenemos que hacerlo en menor medida en otros objetos.

¿Neón en las paredes? Sí, pero solo para atrevidos. La tendencia se inclina a las líneas y estampados geométricos en combinación con otros colores mates u opacos como el gris claro y crema, aunque sus compañeros ideales son el gris oscuro y el blanco puro. Una idea genial es la de aplicarla a las puertas y marcos de las ventanas, ya que al ser verticales llaman mucho la atención y no será necesario aplicar el neón en otros puntos para reformar una habitación entera. 

Neón en muebles y accesorios 

Los colores verde ácido, azul cian, naranja flúor, amarillo limón y fucsia marcan esta tendencia que nació en los años 80, pero que ha renacido para modernizar nuestros viejos muebles y lámparas. Estos colores son muy oportunos para recuperar objetos decorativos que han pasado de moda o que están estropeados por el uso: se pueden convertir en el proyecto ideal si le temes un poco al color brillante, ya que podrás podrás ir introduciendo el color poco a poco y ver cómo funciona.

Los colores neón también pueden mejorar el aspecto de objetos que lucen muy simples. Por ejemplo, puedes pintar una estantería de plástico en un naranja neón, pintar marcos de cuadros o espejos, un banco de madera, o mesas y sillas con las patas pintadas a la mitad. Todo ello debe ser combinado con muebles y paredes en colores neutros convierten a cualquier habitación en un lugar fresco y animado.

Cocinas amantes del neón

Hay otros lugares de la casa que adorarán los colores brillantes y animados. Un ejemplo de ello es la cocina, donde lo alegre y vibrante es siempre bienvenido. 

Los colores neón ayudan a crear ambientes muy claros que brindan sensaciones de limpieza y frescura, lo que ayudará a transformar tu cocina en un lugar muy activo y apetecible. Si sientes que tu cocina esta pasada de moda o es muy simple, prueba a aplicar colores neón en el panel de salpicaduras o en los armarios de cocina, te darás cuenta que con poco trabajo has logrado modernizar un espacio con mucha creatividad y poco presupuesto.

Una gran idea para incorporar colores neón por primera vez en tus espacios es primero realizar la distribución de los muebles y alfombras, y luego ir considerando los puntos de brillo y enfoque a lograr con colores neón. También puedes comenzar con los textiles en cojines, alfombras o cortinas, ya que son más fáciles de ejecutar. Hazlo sobre todo en habitaciones donde hay mucha actividad social, ya que estos colores están cargados de energía e incentivan la conversación y el movimiento.  

¿Ya sabes cuál es tu neón favorito?