Desde Japón a Nueva York las miniviviendas o tiny houses marcan tendencia en el mundo, y es que no solo se trata de habitar viviendas pequeñas, sino de sacar el máximo provecho del espacio para vivir con comodidad y generar el menor impacto posible al bolsillo de las personas. Y es que uno de los mayores atractivos de los lofts es en primer lugar su precio, el cual está muy por debajo de una casa tradicional.

Su bajo coste lo hace ideal para convertirse en la primera vivienda de una persona, e incluso la primera vivienda de una pareja; sea como sea, otorga una sensación de seguridad para sus habitantes al obtener rápidamente un hogar propio, sin tener que lidiar con préstamos e hipotecas bancarias. Poder comenzar a ahorrar de manera inmediata después de adquirir su vivienda, proporciona gran estabilidad. 

Una filosofía de vida totalmente diferente

Las superficies de estas viviendas van desde los 10m² hasta los 40m², son espacios modulares y que en su mayoría están pensados en generar el menor impacto ecológico, ya que consumen menos electricidad, agua y son más fáciles de calentar/enfriar, lo cual resulta aún más económico de mantener.

“Cuanto más pequeño el espacio, más fácil resulta mantener su temperatura ideal y menos energía consume”

Es una filosofía de vida diferente a la tradicional, ya que la costumbre nos hace valorar el gran espacio y la acumulación de recursos, mientras que al vivir en sitios más pequeños se aprende a aprovechar el espacio, y se crea conciencia al rodearse de objetos que realmente se necesiten. En este sentido, se tiene mayor presupuesto para otros lujos como electrodomésticos de mayor calidad, pagar un coche nuevo, un mejor seguro médico… ¡o incluso viajar más!

Las miniviviendas llegaron a España para quedarse

Aunque las miniviviendas nacieron en Japón, su concepto se ha extendido hasta incluso miniapartamentos o lofts singulares de 18m² y 40m², los cuales hoy en día son muy comunes en grandes ciudades como Paris y Nueva York, ciudades donde el metro cuadrado ronda entre los 10mil y 20mil euros. 

En España, cada vez encontramos más, y sobre todo en las grandes ciudades. Hay que tener en cuenta que en las grandes urbes españolas el costo por metro cuadrado se eleva, por lo que las miniviviendas o lofts en Madrid como los que diseñamos en nuestra división Espacios Singulares son cada vez más una excelente opción de compra.

Ingenio y creatividad a la hora de decorar

El verdadero reto al vivir en miniviendas es el orden, y saber cómo aprovechar los espacios pequeños. Pero una vez dominado, será fácil mantenerlo y dado que el espacio es reducido, la limpieza del hogar será una tarea rápida. Saber darle a cada objeto un lugar requiere de ingenio y creatividad, y es por ello que se recomienda optar por muebles multifuncionales que permitan aprovechar cada centímetro para almacenar desde ropa hasta utensilios de cocina, así como estilos de decoración minimalistas.   

A la hora de decorar se debe tener como regla principal mantener espacios bien iluminados y acogedores, y elegir colores claros para las paredes, muebles y alfombras con objetivo de brindar una percepción de espacio más amplia. Estilos minimalistas y modernos con alto sentido estético son recomendados, y a la hora de redecorar o aplicar un nuevo estilo decorativo de tendencia actual será más sencillo y económico debido a que hay menor espacio que abarcar, lo cual te permite adquirir muebles de calidad, y elementos decorativos de lujo.

Es hora de desterrar viejos mitos y acoger esta tendencia inmobiliaria, que no tiene por qué renunciar a lujos y comodidades. Pero eso sí, a un buen precio, ¡las miniviviendas han venido para quedarse!