Hace escasos días, saltó la noticia de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea declaraba el IRPH como abusivo, al ser una fórmula “compleja y poco transparente para el consumidor medio”. Pero a día de hoy, es posible que no conozcas este término ni para qué se utiliza. En este artículo queremos despejarte dudas como ¿Qué es y para que se utiliza el IRPH? o ¿Qué implicaciones tiene para mi futura hipoteca?

¡Vamos a ello!

¿Qué es el IRPH?

Para calcular los intereses que pagamos mes a mes de nuestra hipoteca, generalmente se utiliza el Euríbor, pero también se puede utilizar el IRPH. 

El Euríbor (el acrónimo de Europe Interbank Offered Rate o Tipo europeo de oferta interbancaria en español) es el tipo al que las entidades bancarias de la zona euro se compran y se venden entre sí el dinero. A este tipo, que se publica de manera mensual, se vincula la remuneración de numerosos contratos financieros, entre ellos los préstamos hipotecarios. Desde que el euro está entre nosotros, se ha convertido en la principal referencia que usan las entidades bancarias para calcular el tipo de interés que aplican a sus préstamos.

Sin embargo, algunas hipotecas dependen del IRPH, que es el segundo indicador más utilizado en España y ganó popularidad entre 2005-2009 por la volatilidad que comenzó a alcanzar el Euríbor. El Índice de Referencia de los Préstamos Hipotecarios (IRPH) es un índice oficial elaborado por el Banco de España y se calcula en función de la media de los tipos de interés de los créditos de las hipotecas que conceden los bancos.

¿Cómo ha llegado a la Unión Europea?

Los consumidores comenzaron a reclamar cuando en 2013 el Euríbor comenzó a bajar mucho, mientras el IRPH se mantenía en torno al 2%. Aunque es completamente legal, lo que se ponía en duda era la transparencia con la que las entidades bancarias habían actuado al informar y contratar hipotecas ligadas a este indicador.

El IRPH es el segundo indicador más utilizado en España y ganó popularidad entre 2005-2009 por la volatilidad que comenzó a alcanzar el Euríbor.

Las organizaciones de consumidores han dado la razón a los usuarios considerando que ha habido poca claridad con respecto a la comercialización de hipotecas basadas en el IRPH. También ha habido sentencias españolas contradictorias, dando razón a los bancos o a los usuarios.

En 2018 un juzgado de Barcelona elevó la cuestión al Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Se cuestiona si, a pesar de estar supervisado por el Banco de España, es necesario un control de transparencia sobre el IRPH, hay que sustituirlo por otro índice (como el Euríbor) o si debe dejar de utilizarse.

¿Qué va a pasar ahora?

Tras el informe del Tribunal de Justicia de la Unión Europea es de esperar que miles de hipotecados reclamen judicialmente la devolución de sus intereses, aunque debemos esperar a que los 15 jueces del TJUE dictaminarán a finales de este año o en el primer trimestre de 2020.

Si la sentencia es favorable para los consumidores, se producirá una avalancha de nuevas demandas y los bancos correspondientes tendrán que devolver grandes cantidades de dinero, dependiendo de qué nivel de responsabilidad se le exige a las entidades financieras y qué se indica sobre la retroactividad.